Honey Boy

Hollywood siempre ha traído consigo una cantidad infinita de juguetes rotos. Niños prodigio que no han podido asumir el destructor éxito prematuro, actores endiosados huyendo de sus fantasmas personales y suma y sigue…

Shia LaBeouf es uno de ellos y con Honey Boy hace terapia de la mejor manera que un artista pueda hacer, creando una bonita película que sirva de catarsis personal.

En el film se nos cuenta la historia de Otis Lort (el álter ego del actor californiano), un actor de éxito con problemas de comportamiento y adicciones quien, tras el enésimo problema policial, es enviado a un centro de rehabilitación. A partir de aquí, a través del diario escrito por el mismo Otis, se rememora su infancia; una infancia sin madre y con un padre totalmente ausente y tóxico.

La película escrita y protagonizada por el mismo Shia LaBeouf (encarna a su padre de una manera absolutamente brillante) es delicadamente violenta, en constante búsqueda de la belleza poética entre moteles de mala muerte e infinitas noche solitarias.

La dirección de Alma Har’el es sólida, delicada y precisa, permitiendo a los actores lucirse sin estridencias. Si Shia LaBeouf vuelve a demostrar su enorme talento, la peli también nos da la oportunidad de introducir al joven Noah Jupe y de poder disfrutar de FKA Twigs y su magnética presencia.

La música de Alex Somers y la preciosa fotografía de Natasha Braier complementan esta limpieza emocional que necesitaba LaBeouf y que resuena en el espectador hablando de temas tan universales como la relación padre hijo y la importancia de una infancia serena.

 

El fundador y editor jefe de Los de la Bici es un apasionado del cine y de los cómics, de la butifarra del Montseny y del chorizo de Valladolid. Su número mágico es el 5, y es capaz de muchas cosas: entreteneros con sus racconti y curaros el dolor de espalda. Fisioterapeuta, acupuntor, futuro osteópata y, ante todo, filántropo.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*