Scaramouche, el musical

Hay ganas de pasárselo bien. Hay ganas de disfrutar, de dejar atrás las preocupaciones del día a día y de volver a divertirse como lo hacíamos de niños. Dagoll Dagom parece saberlo muy bien y esta temporada, desde lo alto de sus 40 años sobre los escenarios, nos presentan Scaramouche, quizás el musical menos icónico pero más personal del grupo artístico.

Años antes de la Revolución, Francia vive dominada por la nobleza que se aprovecha del pueblo llano. Cuando desde las sombras aparece el enigmático personaje de Scaramouche, un paladín enmascarado, el pueblo empezará a darse cuenta de las injusticias y empezará a reaccionar.

El nuevo gran musical de Dagoll Dagom es una superproducción de gran formato,con una escenografía espectacular, un vestuario impresionante digno de las mejores películas y un equipo de actores a la altura de las circunstancias.

Un espectáculo maduro que no sigue las modas del momento y aparece como una rara avis dentro del panorama teatral catalán.

Scaramouche

Una comedia de aventuras atemporal, maniquea en su justa medida, con sus toques de romanticismo y sentimentalismo pero sobretodo con el afán de divertir al público con sus coreografías de baile y espadas, todo bien regado con un humor entrañable (memorable la escena de la Commedia Dell’Arte entre Arlecchino y Brighella).

Los actores principales están en gran forma, entre todos cabe destacar a Iván Labanda como el maligno Marqués y sobretodo al gran Toni Viñals, quien da vida a dos personajes con maestría, buen humor y su espectacular dominio físico.

Todo reluce bajo la batuta de la música de Albert Guinovart, quien parece estar en su mejor momento, llegando a un punto de poder atreverse con todo (desde el gran musical de Broadway a las melodías mozartianas), casi al punto de experimentar, mezclando estilos, tonos, casi sin despeinarse, dando la impresión de pasárselo tan bien como el espectador escuchando el resultado final.

Huyendo del drama más grandilocuente y abrazando el divertimento y el arte por el arte (magnífica su declaración de amor al teatro, rompiendo la cuarta pared y haciendo meta-teatro de la manera más sofisticada) el nuevo y flamante musical Scaramouche hará las delicias de todo espectador con ganas de pasárselo bien. En garde, empieza el espectáculo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *