The Night Of

Nueva York es grisácea. No sale el sol y el asfalto se mezcla con los edificios y los edificios con las nubes y las nubes con la oscuridad de la noche.

Todo es gris, incluso los habitantes de esta metrópolis van vestidos de ese color y es justo aquí, en esta atmósfera oscura, triste y cínica donde transcurre la trama de The Night Of, la gran serie de Steven Zaillian. 

La serie de HBO nos cuenta la historia de Nazir Khan, un joven estudiante que, tras una noche de desenfreno, se despierta junto a una chica brutalmente asesinada. Acusado inmediatamente de su asesinato, el protagonista intentará defenderse aunque no recuerde nada de lo ocurrido.

The Night Of es un excelente remake de la mini-serie de la BBC Criminal Justice, con guión de Peter Moffat quien, en esta ocasión, colabora con Steven Zaillian (guionista de la celebre Schindler’s List o Gangs Of New York) y Richard Price (Clockers o The Wire) para crear una exquisita serie de televisión que, como ya viene siendo habitual, se convierte en puro cine; un largometraje de casi diez horas que funciona en cada minuto y en cada escena. 

Nazir (un polifacético Riz Ahmed) se rodeará de personajes variopintos como el abogado con problemas dermatológicos John Stone (John Turturro en el que indudablemente es uno de sus mejores papeles), el pétreo detective Dennis Box (el trabajo de Bill Camp es magnífico), la joven y ambigua abogada Chandra Kapoor (interpretada por Amara Karan) o el rey de la cárcel Freddy Knight (el eterno Omar de The Wire, Michael Williams).

En su particular cruzada para demostrarse inocente, la serie combina varios géneros cinematográficos, desde el policíaco al noir, pasando por el drama carcelario y el judicial.

De esta manera, sin encasillarse en ninguno de ellos y sin limitarse a contar clichés o a perpetuar estereotipos, la serie avanza de manera sólida demostrando en cada escena, encuadre, situación y diálogo una potente personalidad propia. Seguramente es ahí donde reside el éxito de esta serie, tan clásica como revolucionaria. 

night

El tono sombrío se mantiene a lo largo de los 8 episodios, el acento monocromático de la fotografía recalca el drama y los claroscuros del tema, plantea dilemas éticos y políticos y sugiere al espectador grandes preguntas y, seguramente, pocas y dolorosas respuestas.

Bien regada con toques de humor ácido, The Night Of es indispensable en la videoteca de cualquier cinéfilo que se precie. Más allá del género, más allá de todo lo que hayas visto, se yergue una serie de tonalidades grises y de convicciones fuertes con la personalidad por bandera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *