Lemmy, el as de picas

A pesar de tener la edad de mi padre, Ian Fraser Kilmister (más conocido como Lemmy), no tiene el hábito de leer poesía, ni el de dibujar, ni siquiera el de repasar cada mañana la prensa internacional; el ser músico implica tener una rutina, seguir horarios, pero por su mirada intuimos que es un hombre con una vida bastante movidita.

Lemmy The Movie nos muestra esta cara de la moneda, una persona que, en el fondo, diverge bastante del personaje que encarna en los escenarios ,siendo el líder de una de las bandas mas importantes del heavy-metal, Motörhead.

lemmy

Lemmy The Movie es un sencillo documental sobre la persona de Lemmy Kilmister, galés de aspecto rudo y arrogante que lleva cerca de 40 años rodando por el mundo, marcando un estilo propio, influyendo a cientos de otras bandas… Y quien lo diría, ya que fuma un cigarrillo tras otro y su mano no deja nunca, jamás, de sostener un gran vaso de Jack Daniel’s con cola.

En la cinta, Lemmy se ocupa personalmente de enseñarnos su apartamento en Hollywood; un modesto cuchitril, lejos de las mansiones que uno pudiera imaginar. Sin embargo, si sorprende la amplia colección de dagas alemanas expuestas en la pared de una de las habitaciones.

El carismático frontman se declara admirador de todo tipo de equipamiento militar, en concreto de objetos de la la Alemania nazi, aclarando que la cuestión no va mas allá del hobbie (en el siguiente fotograma aparece en pleno valle, ¡disparando desde la réplica de un tanque!).

Lemmy, 49% MOTHERFUCKER 51% SON OF A BITCH.

También es melómano, le acompañamos pues a unos grandes almacenes donde intentará conseguir una edición especial del disco blanco de los Beatles; tras no encontrarlo en los estantes se dirige al mostrador donde, después de firmar un par de autógrafos, la encargada del establecimiento le regalará la copia que ella misma compró para su colección privada.

En ese momento del documental nos damos cuenta de que Lemmy es un personaje apreciado y querido por muchos, a pesar de su aspecto y sobretodo del hecho de que Los Angeles no es su casa.

Cambiamos de escenario y, cubata en mano, asistimos a una grabación entre colegas: Dave Grohl de los Foo Fighters y miembros de Twisted Sisters hacen hipótesis extravagantes sobre los origenes del rock n’ roll, ¿Y que pasa si el jodido Chuck Berry no llega a nacer?, mientras Lemmy cuenta anécdotas de sus años mozos, cuando una vez le compró LSD al mismísimo Jimi Hendrix.. Puede que este hombre tenga demasiadas historias relacionadas con las drogas pero aun así, no le ha ido tan mal.

Otra característica de Lemmy es que viste siempre sombrero (idéntico al de Robert Duvall en Apocalypse Now, ¡si!), y calza botas de piel que encarga regularmente a su fiel zapatero. Estas botas nos acercan ya a la última parada, y segunda residencia del bajista de Motörhead. Se trata del Rainbow Bar&Grill, en el mismísimo Sunset Boulevard, fuck yeah! Garito con su propio Muro de la Fama y por donde se dejan caer actores y músicos de la escena hollywoodiense, muchos de los cuales aparecen en el rockumentary: Slash (Guns N’ Roses), Mick Jones (The Clash), Dave Navarro (Jane’s Addiction), Lars Frederiksen (Rancid), Ozzy (Black Sabbath), Lars Ulrich (Metallica)…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *