Hell or High Water

La pieza perfecta de David Mackenzie.

Resuenan las notas de Nick Cave en las desoladas tierras del lejano oeste, donde dos hermanos ladrones dignos de la mitología más clásica de la historia americana darán de que hablar.

David Mackenzie toma estos elementos y les añade algunos toques de cine social, buddy movie y el gusto amargo de una hipérbole consciente, realizando así la espléndida Hell Or High Water, una de las mejores propuestas del pasado 2016.

Un padre divorciado (Chris Pine redescubriéndose como actorazo) y su hermano recién salido de la cárcel (un hiperactivo Ben Foster), se dirigen al Oeste (al famoso y lejano oeste) de Texas con el objetivo de llevar a cabo una serie de robos y conseguir el dinero suficiente para poder salvar la granja familiar, asegurando un futuro digno a sus hijos. Tras su pista, un Texas Ranger a punto del retiro intentará dejar en alto su legado en el cuerpo.

Dura como la roca, sucia como el barro y amarga como el tabaco; así se presenta la última película de Mackenzie (quien ya conquistó a la audiencia con la anterior Starred Up), proponiendo una miscelanea de géneros clásicos para reflexionar acerca de temas tan eternos como la familia, la recompensa y la (in)justicia social.

Desde los hermanos ladrones hasta el Ranger de Texas, la cinta presenta a unos personajes muy contundentes, con los que empatizamos desde el minuto uno. Mención aparte merece la interpretación de Jeff Bridges, quizás la mejor de su carrera, cargada de melancolía, humor y un background tan espeso y profundo como desconocido. Un personaje épico, clásico y, desde ya, inmortal.

El trabajo del director sobre los actores resulta fascinante y las lineas de diálogo del gran Tyler Sheridan, al más puro estilo buddy movie entre la pareja de ladrones y la de policías, resulta irresistible.

Crimen, drama social, neowestern y el tono a gran guiñol que parece tomar todo el conjunto (las notas de Nick Cave ayudan a dar ese toque amargo a la vez que hiperbólico), hacen de Hell Or High Water una peli imprescindible para todo cinéfilo.

¿Os gustan las novelas de John Steinbeck? ¿La música de Nick Cave? ¿Las historias de los hermanos Coen? Hell Or High Water os encantará.

Los géneros fundacionales del cine clásico norteamericano confluyen bajo el polvo y el sol de Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *