Genius

Este es un artículo que iremos actualizando año tras año, pues se trata del análisis de una antología. Genius es la primera serie de ficción de National Geographic, y cada temporada trata la biografía de un genio diferente. La primera temporada está dedicada al gran físico Albert Einstein. La segunda temporada, aún en pre-producción, estará dedicada al pintor Pablo Ruiz Picasso.

Einstein

Ha sido toda una sorpresa poder disfrutar de la singular vida del físico Albert Einstein (nacido en Ulm, Wüttemberg, el 14 de marzo de 1879, y muerto en Princeton, Nueva Jersey, el 18 de abril de 1955). Una vida en dos actos, con los actores Geoffrey Rush y Johnny Flynn interpretando a Einstein de mayor y de joven, respectivamente.

La temporada pasa rápidamente. Sabemos que posee un inicio y un fin, y que conoceremos los pormenores de la historia de Occidente y de la ciencia física caminando junto a Albert Einstein. Tanto Rush como Flynn dibujan un personaje imperecedero, tan maravillosamente inteligente como humano. Einstein ha pasado a la historia por ser uno de los mayores científicos de nuestra era, quien reinventó las leyes naturales doscientos años después de Sir Isaac Newton. Einstein fue, al mismo tiempo, un personaje polémico, desconsiderado y ambicioso.

genius

Porque la temporada de, con y para Einstein es también un homenaje a su primera esposa, la serbia Mileva Maric (1903–1919), quien lo dio todo por este genio. Hay momentos en que el espectador no sabe si Einstein fue un villano o un héroe, pues el trato que le dispensó a Mileva fue de juzgado de guardia. En las carnes de la bella inglesa Samantha Coley, Mileva se ve forzada a dejar sus estudios para cuidar de su marido y de sus hijos. Ella era una estudiante tan o más brillante que Einstein, el cual se enamoró, como relatan sus cartas de amor, sus biógrafos, y esta temporada de Genius, del cerebro de su primera mujer.

El espectador podría argumentar que Einstein fue víctima de su tiempo, el cual deja aún cenizas machistas hoy en día… pero la temporada juega muy bien con el machismo de Albert presentando la antítesis de su relación con Maric: los Curie. En un episodio estupendo, Pierre y Marie Curie, los cuales jamás se encontraron con los Einstein-Maric conjuntamente, se nos presenta la relación personal y profesional de los franco-polacos, los cuales ganaron un Nobel conjuntamente porque así lo quiso Pierre Curie. “Mi esposa debe recibir los mismos honores que yo”, le espeta Pierre al anunciante de su Nobel. Una frase que nunca oímos de la boca de Albert Einstein, el cual, al final de su vida, tendrá que lidiar con el asco que le profesa su hijo mayor, Hans.

La antítesis de su relación con Mileva es la relación que llevará con su segunda esposa, Elsa, quien a su vez era su prima. En las carnes de Emily Watson, Elsa se convierte en la esposa que siempre necesitó Albert: un ancla que toleraba las cuitas en otras bragas de su marido, una manager de la figura del científico, una fiel escudera que lo mantuvo a flote en sus momentos más difíciles.

genius

Una necesidad para todo ser aquejado por una curiosidad infinita, por un cerebro demasiado grande, por un alma desconsiderada y demasiado libre. Parece que todos los seres geniales necesiten una pareja que los mantenga en este mundo, que les recuerde lo finito de la vida.

Albert fue un hombre pendenciero y controvertido, a veces rencoroso, muy ambicioso y molesto para sus correligionarios. Sabía que o bien jugaba su papel de científico judío excéntrico, tan artista, tan humano, o bien no pasaba a la historia. Estaba rodeado de otras grandes mentes, la mayoría de ellas alemanas: Max Planck, Niels Bohr, Fritz Haber o el antagonista de Albert, Philipp Lenard.

Interpretado por Michael McElhatton (aka Roose Bolton), Lenard aparece como lo que fue: un físico brillante, pero antisemita y, finalmente, nazi. El otro villano de la temporada es J. Edgar Hoover, primer director del FBI, interpretado por T. R. Knight. Ambos, Lenard y Hoover, juegan el papel del fascista reprimido: el primero por sentirse peor que sus colegas, el segundo por saberse burócrata de despacho y homosexual cohibido.

genius

La temporada nos enseña no solo qué y cómo vivió Einstein, sino cómo pensaba, cómo llegaba a sus ideas, las desarrollaba y las perfeccionaba. Se rodeaba de gente con quien poder aprender, les succionaba los conocimientos con una labia y unas sonrisas y un humor muy avispados y abiertos. Era un fiestero, un mujeriego y un sinvergüenza al que todos alababan y amaban por ser, justamente, eso: un tipo interesante.

La temporada, además, trata los acontecimientos históricos de la vida de Einstein: los estertores de la Europa anterior a la Gran Guerra, la Primera Guerra Mundial, el auge de los fascismos, la Segunda Guerra Mundial, y los primeros años de la Guerra Fría. (¡Cuántas guerras…!) En el caso del alba del nacionalsocialismo, podemos ver, una vez más, el comienzo del horror y la ignominia que supuso para Alemania y Europa: el fin del intelecto.

Porque hasta la implosión en manos de los nazis, la Academia Prusiana de las Ciencias era la mejor institución científica del mundo. De ella surgieron los primeros Nobel de Física y Química. ¡Estamos hablando de más de diez premios Nobel en menos de veinte años! Teniendo en cuenta que Alemania hoy cosecha 106 premios Nobel desde la fundación de dicho galardón (Italia 20, España 7), la Academia Prusiana fue un bastión del conocimiento desde su nacimiento en 1700.

Con maestría, paciencia y perseverancia, llegó a convertirse en una escuela temida y admirada a partes iguales, hasta que los nazis primero y la DDR después le sustrajeron toda su gloria, sin olvidar el saqueo de cerebros que sufrió de parte de americanos y rusos durante los últimos años de la Segunda Guerra Mundial y los primeros de la posguerra.

  • author's avatar

    Por: Victor Solé

    Piel oscura y ojos penetrantes, músculos de acero y un cerebro con infinita imaginación. El politólogo de LDLB es un gran amante del cine, la política y la literatura. Escribe cuentos fantásticos y finas recensiones desde lo alto de su torre. Se excita con el acento escocés e inglés y, si pudiera, viajaría sin parar.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Atomic Blonde
    GLOW
    Dunkirk
    Better Call Saul
    Big Little Lies

    Ver todos estos posts del autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *