El Día D, distopia en forma de cómic

En el primer volumen de la colección El Día D, los guionistas Duval y Pécau plantean, como si fuera un What If de la Marvel, versiones alternativas de hechos que marcaron la historia: la Primera Guerra Mundial, la caída del zar en 1917 o el asesinato, en Dallas, del presidente de los Estados Unidos.

Este es, precisamente, el objeto sobre el que gira la trama del tebeo, algo confuso pero muy entretenido; en esta ucronía los hechos no se desarrollan en 1963 sino una década más tarde y quien muere no es Kennedy sino el presidente Nixon en su cuarto mandato.

comic_diad

Así pues, ¿Quién Mató al Presidente? es una historia ficticia, creada a partir de elementos reales y protagonizada por French, un veterano del Vietnam que, de manera poco clara, se ve envuelto en una conspiración para eliminar al presidente norteamericano.

Gracias al uso del flashback, somos testigos de la violenta y desordenada vida del protagonista; desde sus misiones con los Hell Angels hasta las terribles masacres en Hanoi. French es un personaje a lo Travis Bickle (Robert De Niro en Taxi Driver), una persona incapaz de reincorporarse a la vida civil, seriamente trastornado por todo lo que ha vivido y por las drogas que ha consumido pero, como apuntamos anteriormente, las motivaciones de French no quedan muy claras.

¿Y si la historia hubiese tomado derroteros distintos a los que conocemos?

El relato concluye el 22 de noviembre de 1973 cuando se encuentra en Dallas, en los lavabos de un bar, donde recoge un fusil con mira telescópica… Si bien el argumento de este primer Día D es original, el lector no será capaz de sentir empatía por el protagonista ya que resulta difícil identificar las razones que le llevan a cometer tal atrocidad.

Estos saltos en el argumento hacen que la primera entrega sea un poco floja a pesar de que cuenta con un apartado gráfico bastante potente; el neozelandés Colin Wilson, dibujante de Una Bala en la Cabeza y Blueberry entre muchos otros títulos, ameniza la lectura regalándonos viñetas cien por cien cinematográficas. Nos ha recordado escenas de Platoon Apocalypse Now e incluso identificamos a un personaje muy parecido a Peter Sellers en su papel de Doctor Strangelove!

Como conclusión, decir que es un buen cómic, entretenido e imaginativo aunque no tenemos claro si terminaremos la colección. Vosotros podéis arriesgar y haceros con los tres números que ya ha publicado Planeta: ¿Quién mató al presidente?, ¡Los rusos llegan a la Luna! y París, Sector Soviético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *